Por fin llegó el momento tan esperado, este fin de semana iremos a visitar a nuestra madre María, rezaremos por toda la comunidad de Santa Casilda, para que no nos deje de su mano, y así, poder seguir creciendo en la fe, en la humildad y sencillez que a Ella siempre le caracterizaron.