Formación de catequistas

El catequista y su formación.

Orientaciones pastorales de la CEE

La COMISIÓN EPISCOPAL DE ENSEÑANZA Y CATEQUESIS elaboró (el 8 de Septiembre de 1985) estas orientaciones pastorales para los catequistas. Os animamos a descargarlo y tenerlo presente para vuestra formación como Catequistas.

INTRODUCCIÓN del documento

Nos proponemos reflexionar sobre la figura del catequista en la Iglesia y sobre su formación. Al hacerlo, tenemos muy presente el momento actual que vive nuestra sociedad y que reclama una presencia singular de la Iglesia en ella. El catequista, en efecto, ha de desarrollar su tarea de educación en la fe en una coyuntura histórica particular, tarea que ha de responder a unas necesidades concretas de la Iglesia y de la catequesis. Los obispos españoles, en recientes documentos, hemos hablado de este momento en el que se sitúa la Iglesia, momento al que hemos calificado de «etapa nueva en nuestra historia» (TDV 6). Es un tiempo que plantea nuevos retos y nuevos desafíos a nuestra acción evangelizadora……………..leer más

Mensaje del Papa a los catequistas

Mensaje del Papa a los catequistas

Querido hermano:
Un cordial saludo a vos y a todos los que participarán en los diferentes encuentros de formación que ha organizado la Comisión Episcopal de Catequesis y Pastoral Bíblica.

San Francisco de Asís, cuando uno de sus seguidores le insistía para que le enseñara a predicar, le respondió de esta manera: «Hermano, [cuando visitamos a los enfermos, ayudamos a los niños y damos comida a los pobres] ya estamos predicando». En esta bella lección se encuentra encerrada la vocación y la tarea del catequista……Leer más

La vocación del catequista tiene su origen en UNA LLAMADA DE DIOS. Las mediaciones de las que Dios se sirve para llamar pueden ser diversas: invitación del sacerdote, toma de conciencia de que lo exige su condición de creyente, impacto producido por el testimonio de otro catequista, deseo de adquirir un compromiso en la construcción de la comunidad eclesial… ¡Más allá de las circunstancias, hay siempre una iniciativa de Dios!

Es normal experimentar un sentimiento de incapacidad e insuficiencia. No obstante, junto a la invitación a ser catequista, Dios da la fuerza para responder y superar las dificultades.

Vocación e identidad del catequistaEl catequista, al aceptar la llamada del Padre, participa y prolonga LA MISIÓN DE JESÚS, el primer evangelizador. El catequista sigue e imita a Jesús justamente como Maestro, catequista de sus discípulos. Siguiendo las huellas de Jesús, el catequista educa también en todas las dimensiones del Evangelio, y lo hace con su misma pedagogía: apoyándose en el testimonio de su vida y en las obras de la comunidad cristiana, a quien representa.

Este sentido eclesial es vivido y alimentado EN LA PARROQUIA, donde los cristianos nacen a la fe de la Iglesia y van nutriéndose en ella. En la comunidad cristiana el Espíritu suscita carismas y servicios diferentes y, entre ellos, el servicio de la catequesis. El horizonte y la meta de todo catequista es convertir al chico/a en un miembro activo y responsable de la comunidad cristiana. Esta tarea se realizará mejor si el catequista toma conciencia de que pertenece a un GRUPO DE CATEQUISTAS, que constituye en la comunidad cristiana un verdadero germen de vida eclesial.

 

¿Quién es un catequista?

¿Quién es y qué hace un catequista?

Llamado/a por Dios (VOCACIÓN) La vocación del catequista tiene su origen en una llamada de Dios a determinados cristianos a quienes Él quiere encomendar la tarea de catequizar. Las mediaciones de las que Dios se sirve para llamar pueden ser diversas: una invitación…

  1. Llamado/a por Dios (VOCACIÓN)
    La vocación del catequista tiene su origen en una llamada de Dios a determinados cristianos a quienes Él quiere encomendar la tarea de catequizar. Las mediaciones de las que Dios se sirve para llamar pueden ser diversas: una invitación del sacerdote, toma de conciencia de que lo exige su condición de creyente, impacto producido por el testimonio de otro catequista, deseo de adquirir un compromiso en la realización de la comunidad eclesial… Más allá de las circunstancias, hay siempre una iniciativa de Dios.Es normal experimentar un sentimiento de incapacidad e insuficiencia. No obstante, junto a la invitación a ser catequista, Dios da la fuerza para responder y superar las dificultades inherentes al ejercicio de esta vocación.¿Quién es y qué hace un catequista?
  2. Partícipe de la misión de Jesús, Maestro (TESTIGO)
    El catequista, al aceptar la llamada del Padre, participa y prolonga la misión de Jesús, el primer evangelizador. El catequista sigue e imita a Jesús justamente como Maestro, catequista de sus discípulos. Siguiendo las huellas de Jesús, el catequista educa también en todas las dimensiones del Evangelio, y lo hace con su misma pedagogía: apoyándose en el testimonio de su vida y en las obras de la comunidad cristiana, a quien representa.

Si deseas ampliar esta información, puedes descargarte el siguiente documento sobre la identidad del catequista… leer más

La Santa Sede ha dado a conocer hoy la primera Exhortación Apostólica del Papa Francisco titulada “Evangelii Gaudium” (la alegría del Evangelio), sobre el anuncio del Evangelio en el mundo actual.

Dirigida a los Obispos, a los presbíteros y diáconos, a las personas consagradas y a los fieles laicos, con esta Exhortación el Santo Padre invita a todos los fieles cristianos a una nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría del Evangelio y marca los caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años.

Puedes descargarla aqui